jueves, 24 de julio de 2014

Finasteride y su uso

El Finasteride es uno de los tratamientos farmacológicos más conocidos para frenar la caída del cabello. Se trata de un fármaco antiandrogénico derivado no hormonal de los esteroides.


Un fármaco antiandrogénico es un fármaco que reduce o inhibe los efectos de las hormonas sexuales masculinas. La testosterona está directamente relacionada con la actividad de los folículos pilosos. En las personas genéticamente predispuestas a sufrir alopecia, los folículos se van reduciendo de tamaño debido a la acción de la testosterona. Con esta miniaturización del folículo, el pelo se va haciendo fino, corto, hasta que finalmente desaparece.


El Finasteride actua como inhibidor de la enzima 5-alfa-reductasa tipo II. Esta enzima resulta que es la encargada de transformar la testosterona en dihidrotestosterona (DHT). La DHT es la enzima responsable del pelo terminal, así como del acné o del crecimiento de la próstata.  En los individuos con alopecia androgenética, la DHT actúa a nivel del folículo piloso acelerando su fase de crecimiento con lo que el pelo se va afinando por este recambio acelerado y agota prematuramente sus ciclos vitales, con lo que aparece progresivamente la alopecia.

El Finasteride está aprobado por la F.D.A. (Food and Drug Administration de EEUU) para la alopecia androgenética masculina a dosis de 1 mgr. ,es decir, 5 veces inferior que la prescrita para la HBP (Hipertrofia Prostática Benigna).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada